• Eduardo de la Isla Reyes

Complicada realidad

La semana pasada México emitió el primer bono sustentable alineado a los principios de sustentabilidad de la ONU en el mundo por un monto de 750 millones de euros. La finalidad de emitir un bono de este tipo es recibir financiamiento de parte de los inversionistas para que este dinero pueda ser utilizado en el programa sustentable de México.


El bono soberano fue colocado en el mercado europeo ofreciendo un plazo de siete años, septiembre 2027, con una tasa de rendimiento de 1.603% con una tasa cupón de 1.350% siendo el segundo cupón más bajo emitido por el gobierno federal en euros. Esto sin duda alguna llamo la atención de los inversionistas alcanzando una demanda de 4,800 millones de euros, mas de 5 veces el monto que fue colocado contando con una buena cantidad de inversionistas alrededor del mundo.

El bono soberano fue un éxito rotundo hasta ahora ya que los inversionistas se vieron realmente atraídos hacia la oferta del gobierno mexicano. El bono fue colocado en euros ya que el 80% de los activos de tres mil fondos de inversión sustentables se encuentran en este mercado.

Uno de los problemas que podríamos encontrar no sería el pago de los bonos ya que esta vez fue previamente revisado y aprobado por la cámara de diputados y se encuentra bajo los límites de endeudamiento. El problema en este caso es en qué se emplearía el dinero ya que en lo que va del año México no ha mostrado interés en mejorar la ayuda ambiental. Al contrario, el presidente esta buscando hacer sus proyectos que repetidamente se ha mencionado que no son de los mas viables y tendrán un impacto ambiental alto, no en un buen sentido.

México firmo el acuerdo de Paris en 2015 en donde se comprometía a reducir su huella de carbono e intensificar sus acciones e inversiones para hacer un futuro sostenible (2030). Entre estas acciones están los diecisiete puntos que en lista la Organización de Naciones Unidas y que México esta comprometido a cumplir algunas de estas. Sin embargo, probablemente esto trate más sobre una cuestión meramente política ya que el expresidente Enrique Peña Nieto fue el encargado de firmar este acuerdo y llevar algunas negociaciones importantes. Y en la actualidad nos hemos percatado de la guerra política entre el y su adversario, el actual presidente de México, que tristemente se ha encargado de regresar a México a ser un país que depende del petróleo y que en vez de avanzar continuamos retrocediendo.


Después de que el acuerdo de Paris fuera firmado, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público realizo la publicación del “SDG sovereign Bond Framework” que menciona las diferentes acciones que tomará el gobierno para cumplir con estos objetivos en los cuales destacan el gozar de buena salud y bienestar, calidad de educación, acceso a energía y energía limpias, acción climática, gozar de un buen trabajo y crecimiento económico, entre otros.


Simplemente mencionando estos pocos puntos nos podemos dar una idea de lo que se podrá lograr, y la cosa es que desde que comenzó este gobierno dio una mala señal al cancelar el que iba a ser el nuevo aeropuerto internacional. Prometía ser de los mas lujosos y atractivos en muchos aspectos. Se tenía planeado que generaría una cantidad alta de empleos por la zona, durante y después de la obra, al igual se planeaba mejorar la zona en donde se encontraría y se financiaría con 80% de capital privado y lo demás con ayuda del gobierno. Al igual, se planeaba que utilizaría energías limpias cómo la solar y todo esto alineado a los objetivos a cumplir de la ONU.

Cuando el actual mandatario entra al poder, cancela esta obra y dice que su principal foco va a estar en Santa Lucía, Dos Bocas y el Tren Maya nos pudimos dar cuenta de que los objetivos de la ONU y el acuerdo de Paris jamás han pasado por su mente. Los constantes recortes a las secretarias de medio ambiente, educación y ciencia han dejado aún más claro de que no le importa el futuro de México y en especial brindar ayuda sustentable.


Los bonos soberanos sustentables colocados por el gobierno puede que sean muy atractivos en cuanto al retorno de inversión en euros y su propósito inicial pero como se encuentra la situación en México será necesario vigilar de cerca en donde se invierte ese dinero y cual es el verdadero propósito. Sin embargo la triste y cruda realidad de que México es un país “emergente” y sin buenas bases que aseguren que el dinero será empleado para mejorar las condiciones del país y que estén alineados a los objetivos de sustentabilidad de la ONU hacen muy difícil una perspectiva a largo plazo para que el dinero sea bien empleado.


79 vistas

México | Todos los derechos reservados | ©2020 by Black Markets Trader | La información mostrada en los reportes es un compilado de fuentes externas que consideramos son confiables y proveen información relevante. Cualquier opinión, investigación, o gráficas provienen de fuentes públicas por lo que no representan una asesoría de inversión. Es importante para los usuarios entender que el comercio de futuros puede exponer tu capital inicial y resultar en pérdidas mayores debido al alto apalancamiento en el mercado por lo que es responsabilidad del usuario asegurarse de entender los productos en caso de adquirir el servicio de señales. Black Markets no garantiza ninguna utilidad por el seguimiento y uso inadecuado de los servicios.