• Eduardo de la Isla Reyes

¿Larga vida a PEMEX?

Supuestamente este año se deberían de realizar las elecciones presidenciales en Estados Unidos y se enfrentaran Joe Biden contra el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Trump llego a la presidencia de una manera similar a la de el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, haciendo propuestas que era casi evidente que no cumplirían. A este tipo de personajes los podemos conocer cómo populistas ya que ambos supieron identificar qué era lo que las personas querían y explotaron estas necesidades en sus discursos políticos, sabiendo que no podrían cumplir todo lo que proponían.

Estas elecciones se llevarán a cabo el 3 de noviembre del presente año en Estados Unidos y con estas se abrirá paso a un nuevo capítulo en la historia del país, realmente no solo del país, pero también del mundo. Ambos partidos, el republicano y el demócrata, tienen ideologías muy distintas y sus intereses se dirigen hacía caminos diferentes.


Con la economía en picada, los casos de discriminación y abuso de autoridad en el país al máximo se le han complicado las cosas a Trump. Esto se ve reflejado en la aprobación de los americanos hacia Trump que se encuentra en 40% contra la de Joe Biden de 55%. Recordemos que en las elecciones pasadas sucedió algo parecido, sin embargo, ahora es diferente. Las propuestas de Trump de favorecer a los mas necesitados de su país resultaron falsas y los multimillonarios crecieron, lo que significa que la desigualdad creció exponencialmente y este sector era el que mas exploto en su discurso político junto con los migrantes.


Mientras tanto, una de las propuestas que mas han llamado la atención del candidato Joe Biden es el plan de energía limpia que tiene en mente. El plan consiste en que para 2050 EE. UU. tenga energía 100% libres emisiones. Esto nos lleva a pensar en que a pesar de ser un proceso a largo plazo se tiene que ser cuidadoso con la forma de implementar este plan de desarrollo de energías limpias ya que estados unidos es uno de los países con mayor producción de petróleo en el mundo. Esto sin duda alguna dañaría la industria de los hidrocarburos a nivel global, lo que es bueno sin duda, pero siempre y cuando se lleve a cabo con un buen plan estratégico para sustituir a esta industria que daña al medio ambiente por una industria de energía limpia. Sin embargo, en caso de qué EE. UU. lo haga, y lo haga bien, es seguro que van a haber secuelas alrededor del mundo y tendrán que impulsar como potencia y como uno de los productores mas grandes de contaminantes en el mundo un cambio a nivel mundial de energías renovables.


Esto no es precisamente una buena noticia para México en momentos en los que el gobierno de México continúa apostando por los mismos mecanismos obsoletos y antiguos. El presidente decidió realizar una inversión para construir una refinería en Tabasco, Dos Bocas, y continúa apoyando a PEMEX a pesar de sus pérdidas astronómicas trimestre tras trimestre, lo que quiere decir que en vez de avanzar nos estamos estancando. Estados Unidos es el principal socio comercial de México y si Joe Biden ganará y México continúa haciendo estas inversiones poco rentables solo nos llevarán a estancarnos en la época dorada del presidente Andrés Manuel sin ningún sentido.


El presidente realmente no tiene ni la menor idea de cómo funciona este negocio del petróleo, ni siquiera el propio Octavio Romero Oropeza, Director de Petróleos Mexicanos, que ha sido político toda su vida. Durante años PEMEX se ha regido por una cultura de proteger a los funcionarios de alto nivel y los directores eran y son los “cuates” de los presidentes. Andrés Manuel no quiere a México, si lo quisiera no estaría hundiendo a PEMEX amenazando con tumbar la reforma energética que puede ser la única opción viable para salvar PEMEX. La reforma permite que PEMEX se pueda asociar con empresas para disminuir el alto riesgo que corría antes al hacer solo todas las operaciones para extraer petróleo y procesarlo, así que distribuye este riesgo por operación con otras empresas del sector. Evidentemente a mayor riesgo mayor será el retorno de inversión…pero…eso solo funciona cuando hay éxito y en el caso de PEMEX…pues, México ya no cuenta con los recursos naturales que tenía hace varios años lo que hace mas complicado tener éxito. Por eso muestra pérdidas increíbles PEMEX debido a un exceso de personal, a un sindicato enorme con un poder increíble, por mantener un régimen altísimo de pensiones, solicitar deuda es mas caro debido a la degradación constante de calificación y todo esto lo ha llevado a incrementar su pasivo laboral a niveles increíbles.


AMLO tiene que entender qué PEMEX esta en una situación delicada por la posición que tiene EE. UU. en estos momentos y que en caso de que gane Biden lo mas probable sería que en los siguientes años pueda haber una disminución significativa del precio del petróleo alrededor del mundo y al igual tiene que entender que PEMEX necesita una buena estrategia para salir del abismo, buscar socios que asuman buena parte del riesgo de las operaciones realizadas por PEMEX, deberán adelgazar su estructura comenzando a vender o a re acondicionar lo que no genera buenos retornos como las refinerías y enfocarse en donde se encuentran los mejores rendimientos dentro del negocio y tumbar la reforma energética no ayudará en lo absoluto a salvar a PEMEX.



El mundo esta cambiando y esta optando por energías limpias, ya que cada día son más accesibles y no dañan el ambiente emitiendo gases invernaderos. Por lo que hay que adaptarse poco a poco y avanzar a las nuevas tecnologías para no estancarnos. El gobierno de AMLO tiene una gran tarea ya que continua invirtiendo en esta compañía y para salvarla tendrá que dar un giro de 360 grados y enfocarse realmente en el objetivo de la empresa. Es importante darle espacio al país para que crezca con las energías limpias y renovables.

82 vistas

México | Todos los derechos reservados | ©2020 by Black Markets Trader | La información mostrada en los reportes es un compilado de fuentes externas que consideramos son confiables y proveen información relevante. Cualquier opinión, investigación, o gráficas provienen de fuentes públicas por lo que no representan una asesoría de inversión. Es importante para los usuarios entender que el comercio de futuros puede exponer tu capital inicial y resultar en pérdidas mayores debido al alto apalancamiento en el mercado por lo que es responsabilidad del usuario asegurarse de entender los productos en caso de adquirir el servicio de señales. Black Markets no garantiza ninguna utilidad por el seguimiento y uso inadecuado de los servicios.