• Eduardo de la Isla Reyes

Mercados emergentes y buenas oportunidades

Hace unos cuantos meses los mercados financieros se desplomaron por temor al coronavirus dejando a los principales índices del mundo con pérdidas alrededor de -7% en un solo día. Sin embargo, a pesar de la pandemia y de las restricciones impuestas por los gobiernos, el índice SPX500 (S&P 500) acaba de alcanzar su máximo histórico con una recuperación bastante rápida.


Uno de los sectores que se vio perjudicado en estos últimos meses fue el de renta fija debido al cambio drástico, pero necesario, sobre las tasas de referencia. Estas tasas de referencia son sumamente importantes ya que son las bases para el rendimiento de los bonos de deuda de cada país en un tiempo determinado. Las tasas de referencia fueron reducidas con el fin de incentivar la economía y se encuentran en niveles jamás vistos. Los bonos de deuda en Europa se encuentran en niveles negativos debido a sus bajos niveles de riesgo y alta calidad de vida. Sin embargo, los países emergentes muestran una historia completamente diferente. En el caso de México podemos observar unas tasas relativamente altas si las comparamos con las de EE. UU. ya que el bono gubernamental actualmente da 4.520% el bono a un mes y 5.720% el bono a diez años. Las tasas en México son más elevadas debido a que las circunstancias políticas y económicas del país causan bastante incertidumbre y aumentan el riesgo por lo que el retorno de inversión debe ser elevado.


Podemos observar que la situación de México es complicada ya que países como la India ofrecen tasas mas elevadas a largo plazo y a corto ofrecen mucho mas bajas pero para darnos una idea, la tasa a tres meses se encuentra en 3.310% y a 10 años ofrece 5.975% pero en el caso de India tienen un gobierno mas estable que no cambia una decisión de un día para otro como en el caso de nuestro presidente, tienen una creciente base de consumidores debido a su población y el gobierno ha desarrollado diferentes sistemas para atraer la inversión. Sin embargo, aún así se corren altos riesgos geográficos, la falta de infraestructura para el desarrollo de proyectos y la rigidez de sus leyes laborales hacen que sea difícil operar en India, sin embargo, aún parecen atractivos para muchas empresas y el gobierno sabe que las tasas deben mantenerse en esos niveles ya que la incertidumbre a largo plazo es mas alta.


Un caso opuesto pero que llama la atención es China ya que para ser un país emergente sus bonos de deuda se encuentran con rendimientos bajos, el bono a un año se encuentra en 2.385% y el de diez años en 2.943% y podemos explicar esto ya que de los países emergentes China por el momento es el que muestra mejores números y es el país que crecerá mas económicamente hablando este año debido a la pandemia y el buen manejo que han tenido de ella. Algunas razones que hacen atractivo a este país asiático es que es el mayor mercado interno del mundo, tienen una alta reserva de deuda extranjera, sus costos laborales continúan siendo de los mas bajos en el mercado, ha tenido un crecimiento bastante acelerado en materia de infraestructura y el desarrollo de una nueva red de comercio conocida como ruta de la seda por lo que su desarrollo es rápido e inteligente. Sin embargo, la guerra comercial aumenta significativamente el riesgo de inversión en este país, como lo vimos con la empresa asiática “Tik Tok” que ha sido acusada de espionaje y se prohibió hacer negocios con esta empresa a los americanos, al igual la participación estatal en las empresas aumenta la incertidumbre ya que en el juego político nunca se sabe que podría ocurrir. Sin duda esto explica los rendimientos bajos de China ya que no necesitan mucho capital externo para financiarse por su forma de gobierno y a largo plazo puede representar una buena inversión, pero acompañada de un alto riesgo.


En otros casos como Brasil podemos observar que su bono con vencimiento mas pronto es el de tres meses y se encuentra en 2.130% y a largo plazo el que encontramos es el de diez años con 7.114% lo que nos muestra que el riesgo es incluso mas alto que en nuestro país y los fundamentales lo confirman. La economía de Brasil se acelero unos años, entre 2009 y 2011, pero después de este pequeño auge se fue en declive y muchos aseguraban que estaba recuperándose después de las elecciones que tuvieron. Y en los últimos años ha mostrado un incremento sobre su economía y su inversión extranjera, ya que al igual que los casos anteriores tiene una población amplia que continua creciendo manteniendo una creciente alza en consumidores, tienen muy buena situación geográfica, tienen una amplia clase media siendo la quinta población mas grande del mundo, el tipo de cambio debilitado abre un camino de oportunidades ante empresas extranjeras y existe una supuesta lucha por la corrupción, sin embargo, el gobierno de Bolsonaro no muestra ser hábil para su país, mantiene un sistema fiscal muy riguroso, la inversión esta restringida en .


Un enemigo común de estos países con economías emergentes que suelen ser atractivas para los inversionistas por los altos retornos de inversión ha sido la pandemia. Los gobiernos de México y de Brasil han demostrado que un mal manejo de la pandemia para “no espantar” la inversión ha sido mas importante que cuidar el mismo país. Sin embargo, esta estrategia no ha funcionado y las fugas de capitales han sido altas, en el caso de Brasil se encuentra con un PIB de -0.30% hasta el momento, pero con una caída en su inversión de 69% y en el caso de México muestra un PIB hasta ahora de -18.90% con pocas expectativas de una recuperación rápida ya que el gobierno mexicano no parece tener en sus prioridades una recuperación sana y rápida ya que continúan las inversiones en sectores obsoletos y baja de proyectos de gobiernos anteriores. En el caso de China que ha tenido un buen manejo de la pandemia muestra que una cultura de respeto al prójimo, que no existe en la cultura occidental, puede reducir las pérdidas económicas y humanas ya que muestran un PIB de 3.40% hasta ahora, uno de los mas altos por el momento, por lo que podría mostrar resultados bastante significativos si hace mejoras en sus estrategias para atraer inversión y aprovecha la pandemia y el estancamiento de EE.UU. en lugar de enfocarse en una guerra comercial. El caso de India nos demuestra que el impacto aun no es lo suficientemente fuerte, pero de no ser controlado puede dañar gravemente la economía ya que la población es sumamente alta y será difícil controlar la pandemia por lo que los siguientes días son cruciales.


Por lo tanto las oportunidades están a la vista y las tasas de retorno de inversión lo demuestran, sin embargo, el riesgo tiene que ser supervisado y los factores macroeconómicos como geográficos y políticos juegan un papel interesante en este plano y dependiendo a la personalidad de cada inversionista y de su visión para invertir se puede realizar una inversión a largo plazo o inclusive a mediano plazo. Las políticas implementadas en los siguientes años para estos países pueden otorgar grandes oportunidades.


72 vistas

México | Todos los derechos reservados | ©2020 by Black Markets Trader | La información mostrada en los reportes es un compilado de fuentes externas que consideramos son confiables y proveen información relevante. Cualquier opinión, investigación, o gráficas provienen de fuentes públicas por lo que no representan una asesoría de inversión. Es importante para los usuarios entender que el comercio de futuros puede exponer tu capital inicial y resultar en pérdidas mayores debido al alto apalancamiento en el mercado por lo que es responsabilidad del usuario asegurarse de entender los productos en caso de adquirir el servicio de señales. Black Markets no garantiza ninguna utilidad por el seguimiento y uso inadecuado de los servicios.